Comprar casa como asalariado e independiente

No los confundas: Préstamo no es lo mismo que Crédito
01/07/2019

Comprar casa como asalariado e independiente

Aunque trabajes de manera independiente o seas asalariado, conseguir la meta de tu ahorro es posible. Toma en cuenta estos tips para que consigas aumentar tu capital y poder comprar la casa de tus sueños.

SI ERES ASALARIADO

  • Genera ingresos extra, ya sea buscando una segunda o tercera opción de explotar tus conocimientos y habilidades para cobrar por ello.
  • No gastes tu aguinaldo, tu bono anual o cualquier ingreso extra en regalos o vacaciones: destínalo al ahorro para tu enganche.
  • Elimina gastos innecesarios, ahorrar en los desayunos o comidas del mes te puede ayudar bastante, solo tienes que hacer cuentas para ver cuánto ahorrarías si llevas comida al trabajo o compras café solo dos veces a la semana, en lugar de hacerlo diario.

SI ERES INDEPENDIENTE

  • Lo esencial para todo freelance es que conozca a la perfección sus gastos fijos mensuales y que tenga una fuente de ingresos segura para cubrirlos. Una vez teniendo este panorama claro, puedes marcar un plan de acción para los otros gastos y para el ahorro.
  • Procura tener otro ingreso que te permita enfrentar o evitar emergencias. Quizá pienses que eres joven y saludable de modo que no necesitas un seguro de gastos médicos, no obstante, romperte un brazo o necesitar una cirugía por apendicitis te puede poner en una situación económica muy difícil. Prevenir es mejor que lamentar, o peor aún, que endeudarse.
  • Una vez hecho lo anterior, trata de generar un colchón de ahorro de tres meses de tu sueldo para tener relativa tranquilidad frente a imprevistos.

Tener el control de tus finanzas es básico para que empieces a construir tu riqueza sobre una base sólida. No te confíes en que la situación va a mejorar a corto plazo o que obtendrás tu ascenso laboral en un mes, a veces los imprevistos te pueden hacer una mala jugada. Por ello lo mejor es estar un paso adelante siempre y tener el mínimo de deudas. Convertirte en dueño de una casa no es imposible, pero definitivamente requiere orden y disciplina en las finanzas personales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *