¿Cómo recuperarte del buró de crédito?

Errores que debes evitar al heredar una propiedad inmobiliaria
20/12/2019

¿Cómo recuperarte del buró de crédito?

¿Tienes un mal historial crediticio? La mayoría de las personas nos asustamos cuando nos dicen que estamos en el Buró de Crédito, aunque esto no es necesariamente algo negativo, ya que en el momento en el que adquieres cualquier tipo de crédito ingresas a este registro, que enlistara tu comportamiento en pagos o atrasos. 

“Estoy en buró de crédito” es una frase que se usa erróneamente para expresar que se ha incumplido un crédito. La realidad es que todos los que adquirimos un crédito, ya sea en una tarjeta de bancaria o una departamental, un crédito automotriz o hipotecario… automáticamente ingresamos a los registros de Buró de Crédito, que es una institución privada.

Entonces, si tú efectivamente has tenido problemas en cumplir tus pagos de crédito, estos serán un obstáculo que limitará tus posibilidades financieras. Cuando dejas de pagar tu deuda o te pasas de las fechas acordadas por la entidad que otorgó el crédito, este retraso se registra dentro de tu historial y es forzosamente revisado por todas las instituciones que emiten créditos o préstamos (cuando solicitas una tarjeta de crédito, un préstamo hipotecario o cualquier tipo de crédito).

Por lo tanto, si te encuentras en una situación de emergencia y necesitas un préstamo de dinero, o se te presenta la oportunidad de comprar una casa nueva y requieres un crédito y tu historial es negativo, podrías ser rechazado por los bancos o instituciones gubernamentales.

Si te encuentras en esta situación, no te preocupes. La realidad es que en la actualidad tener un mal historial crediticio es más común de lo que imaginamos y aunque puede llegar a estresarnos existen maneras de mejorar tu reputación.

El Buró de Crédito funciona con base en los reportes que generan las empresas que otorgan algún tipo de crédito, pero él no se encarga de calificar a los deudores, solo recolecta los reportes y los agrupa debajo de tu nombre para después poner esta información a disposición de cualquier institución financiera que lo solicite. Sin embargo, tu historial no puede ser revisado por cualquier persona.

Así que si tienes una mala reputación y la quieres mejorar necesitas tiempo y paciencia, sigue pagando todas tus facturas y en caso de no poder hacerlo a tiempo te recomendamos comunicarte con la institución con la que tengas el crédito para llegar a un acuerdo mediante programas de rehabilitación que reducirán los intereses y te permitirán realizar pagos mensuales más bajos. 

Además, para evitar que tu deuda siga creciendo, lo ideal es encontrar la tasa de interés más baja del mercado. No te dejes llevar por aparentes soluciones inmediatas, ya que tener tu historial “limpio” en Buró de Crédito es un proceso que lleva tiempo y necesita paciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *